Guía paso a paso para aliviar los síntomas de la cistitis por estrés

5 views 4:05 pm 0 Comments enero 16, 2023

La incontinencia urinaria de esfuerzo (también conocida como incontinencia urinaria de estrés o de esfuerzo) es una afección frecuente pero embarazosa. Casi el 60% de las mujeres y el 50% de los hombres experimentan algún signo de estrés urinario en algún momento de su vida. La cistitis de esfuerzo es el resultado de la tensión de los músculos de la vejiga, lo que la hace aún más alarmante. Si alguna vez has vivido alguna situación estresante o te han hecho una prueba de presión en la vejiga, habrás oído el sonido de alarma de la cistitis en tu cabeza. Esto es lo que necesitas saber sobre la cistitis por estrés, sus síntomas y cómo encontrar alivio a esta incómoda afección. Sigue leyendo para conocer más detalles

¿Qué es la cistitis por estrés?

La cistitis por estrés es un tipo de incontinencia provocada por altos niveles de estrés. En la mayoría de los casos, no tienes tiempo de darte cuenta de que los músculos de la vejiga están tensos porque ocurre rápidamente, a menudo durante un acontecimiento repentino y extremo como una entrevista de trabajo, una ruptura sentimental o una discusión con tu pareja. Es importante recordar que, aunque el estrés puede causar incontinencia urinaria de esfuerzo, la incontinencia en sí no está causada por el estrés. Lo que ocurre es que los músculos de la vejiga se tensan tanto por la presión de la micción que se debilitan y, finalmente, no pueden retener la orina.

Causas de la incontinencia urinaria de esfuerzo

Hay muchos factores que contribuyen al desarrollo de la incontinencia urinaria de esfuerzo. Las mujeres con antecedentes de parto son más propensas a sufrir incontinencia urinaria durante pequeños esfuerzos físicos como toser o estornudar. También es frecuente sufrir incontinencia urinaria después del parto, cuando los músculos pélvicos se debilitan debido a la presión del parto, la cirugía uterina o el aumento de peso abdominal. Otras causas de incontinencia urinaria son el reposo prolongado en cama, la cirugía pélvica, ciertos medicamentos (como algunos antibióticos), la vejiga hiperactiva y el envejecimiento.

Síntomas de la cistitis de esfuerzo

Cuando los nervios de la vejiga se comprimen durante un esfuerzo repentino y extremo, los músculos de la vejiga sufren espasmos incontrolables. Este espasmo puede ser tan intenso que vacíe la vejiga. Como se trata de un acontecimiento temporal, no notarás ninguna diferencia en el chorro de orina. Sin embargo, como los músculos de la vejiga están tensos y debilitados, seguirán estándolo hasta que se recuperen por completo. Una vez que la vejiga se haya curado, volverás a correr el riesgo de sufrir incontinencia urinaria de esfuerzo. Entre los síntomas habituales de la cistitis de esfuerzo se incluyen las ganas repentinas de orinar mientras estás ocupado haciendo otra cosa y notar que te has orinado mientras intentas reprimir estas ganas.

Tratamiento de la cistitis de esfuerzo

Si sufres incontinencia urinaria de esfuerzo como consecuencia de una cistitis, deberás seguir un plan de tratamiento centrado en la curación de la vejiga. Cuando se trata de curar la cistitis de esfuerzo, tienes que ser paciente y trabajar duro. Tienes que hacer ejercicios de Kegel y tienes que beber líquidos con regularidad. Hay que evitar la cafeína, el alcohol y las bebidas gaseosas. Hay que evitar fumar y evitar el estrés. Si puedes poner en práctica estas soluciones en tu vida, podrás aliviar los incómodos síntomas de la cistitis por estrés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *